Caminantes de Sueños “Mi palabra evoca y cuenta”

Share

El día 19 de noviembre de 2017 en Ciudad Bolívar se desarrolló el decimoséptimo CARNAVAL POR LOS DERECHOS DE LOS NIÑOS Y LAS NIÑAS DE CIUDAD BOLÍVAR,  con la participación de organizaciones Sociales como ‘Asodenfa’ grupo de mujeres madres comunitarias que este año están cumpliendo sus 30 años de labor desarrollada alrededor de la defensa de los derechos de los niños y la familia, ‘Asospram’ organización ambiental del territorio de Espino I, ‘OPV Rosa Buenaventura’, organización de víctimas que pugna por garantizar vivienda digna en medio de la exigencia de los derechos de las víctimas, la ‘fundación renacer de la familia’ organización de víctimas que se une alrededor de empezar a desarrollar un trabajo en el sector de villas del progreso y ‘Cuyeca A Obsun’ organización que cada día mas se sigue soñando un proceso de reivindicación, denuncia y exigencia por la garantía de los de derechos de los niños y las niñas de la localidad de Ciudad Bolívar. Este año se construye la apuesta del carnaval sobre una metodología desarrollada por el equipo pedagógico: “Buscando un lugar donde poder vivir feliz”, creada para recabar las voces de los niños y las niñas y fortalecer todo un espacio de incidencia a través de la participación y denuncia de los momentos que viven niños y niñas del territorio local.

 

De esta forma, poder contar con más de 200 personas desfilando, escuchando, aplaudiendo y reconociendo la importancia del trabajo realizado por niños y niñas, realmente fue significativo, papás, mamás, amigos, abuelos y abuelas, hermanos y hermanas mayores pendiente de lo que estaba sucediendo y alegrandose por lo que estaban viendo da cuenta del amor y la lucha que se debe seguir por visibilizar a una de las poblaciones más invisibles del país, los niños y las niñas.

A través de la implementación de la metodología específica creada y desarrollada en el territorio durante 7 meses, se escuchan las voces de sus participantes

¿Qué me ha hecho enfadar?

“No nunca me ha hecho enfadar nada”,

¿Alguna vez me ha dado ganas de gritarle a alguien?

A veces cuando no me prestan atención

¿A dónde me gusta ir?

Donde alguna personas que si me preste atención o tal vez aun lugar que me encuentre solo

“ASODENFA, con los niños y las niñas de  2 a 3 años , se realiza la presentación pertinente por parte de la facilitadora al grupo y se indaga al mismo por sus nombres, su identidad, se les pregunta ¿Cómo te llamas, o como te gusta que te digan?, los niños y niñas allí reunidos responden de manera tímida; Neymar, Helen, Mariana, Esneider, Santiago, Daniel- niño, Rubén-niño, Sharon, Esteban, David Matías, Hanna, Sebastián, Karol, Mafe, Alejandro, Tania, Michael”. La construcción colectiva gira en torno a  dibujar la persona que les ayuda a enfrentar los miedos. 

En medio de la actividad se pregunta ¿qué están dibujando?

  •  Tatiana: Estoy pintando a mi mama, ella me ayuda con mis miedos
  •         Julieta: Estoy pintando una cama para acostarme cerquita a Joseph (Hermano de Julieta)
  •  Sebastián: Estoy pintando a mi abuelita ligia
  •  Alexis: Estoy pintando mi Tiger
  •  Melani: Estoy pintando a mi abuelita
  •  Emily: Estoy pintando a mi tío
  •  Santiago: Estoy pintando a mi abuelita
  •  Elizabeth: Estoy pintando un león
  •  Guadalupe: Un elefante y un león
  •  Estiven: Estoy pintando a mi abuelita
  •  Isanella: Estoy pintando a mi mama mi papa y mis tíos
  •  Sofía: Mi papa y mi mama
  •  Nicolás: Mi familia
  •  Mateo: Pinto a mi papa”

 

También se evidencia como niños y niñas son los protagonistas principales del carnaval, pues a partir de encuentros pedagógicos, son ellos en el rol de artistas  quienes planean, diseñan y realizan el montaje de las obras que presentan, expresando en sus danzas, sus cantos, sus comparsas, de tal forma, que se vuelcan a la calle a desfilar con maquillaje y vestuarios, como vehículo para y exigir respeto por su presencia y actuar en esta localidad.

 

Poder desarrollar este proceso de carnaval, significó contar con aliados y aliadas, a parte de las organización ya mencionadas, se debe reconocer el esfuerzo de la Junta de acción comunal de Arborizadora Baja, Asamblea Sur, el apoyo de los grupos de danza Oro Verde y las abuelas de San Francisco- grupo de memoria, a familia, amigos-as y conocidos-as  que creen que otro mundo si es posible.

Este esfuerzo también implica concertar y exigir a la institución compromisos. Por esto se reconoce la presencia del Centro Distrital de Memoria Paz y Reconciliación, el Centro Nacional de Memoria Histórica quienes se vincularon al proceso y por otro lado a la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte que a través de la Universidad Pedagógica Nacional vienen desarrollado la interventoría de un apoyo concertado ganado por la Corporación Comunitaria Cuyeca A Obsun a través del contrato No 158 DE 2017, Cuyo nombre es "de los niños y las niñas víctimas, su memoria".